El sello discográfico: eureka discos

eureka discos nace en el año 2003. Su fundador, Fernando Vacas, nació en Córdoba y lleva más de quince años aferrándose con fuerza, en su calidad de compositor y productor, a las propuestas musicales más arriesgadas, apostando siempre por composiciones que no sean permeables al paso del tiempo.

Fernando Vacas comienza su carrera al frente de Flow explorando los territorios del indie y en 2004 decide crear su propia discográfica. Desde Eureka y a través de grupos como Prin’ La Lá, Fernando da salida a sonidos, formas, inquietudes que no tienen cabida en Flow. Entre sus tres primas pequeñas y él se inventan Esto es Prin La Lá (Eureka, 2007), un viaje onírico a lo naif de la psicodelia más cándida y caprichosa, donde los sonidos de juguete se mezclaban con guitarras, vientos y arreglos orquestales. En noviembre de 2007, Fernando descubre una de las nuevas promesas del indie-folk. Russian Red graba en los estudios eureka. I Love Your Glasses, un debut que sorprendió a propios y extraños y cuya producción dejó constancia del talento de este músico.

También realizó la producción del álbum póstumo de Sideral, encarnado para esta ocasión en Leire, Canciones Siderales.

Más tarde y ya en el 2010 arrancaría con Howe Gelb & A Bando f Gypsies y su Alegrías, proyecto que aúna las raíces flamencas con las del rock americano, reuniendo en su estudio de Córdoba a Howe Gelb (Giant Sand) y a Raimundo Amador.

Después hizo su último disco de estudio con Flow, Echo en México con el que recibió el premio a la mejor producción música independiente nacional del 2008 y acto seguido el “Un Nuevo Orden” de Prin La Lá, que de nuevo fue galardonado como mejor álbum independiente del 2012 en los Premios MIN.

Después ha producido a Remedios Amaya, con quien estuvo nominado a los Grammys latinos como mejor álbum de flamenco. Asimismo ha compuesto la bandas sonora para Tu Hijo y múltiples producciones que nunca ha pasado desapercibidas, entre ellas su ópera flamenca A Través de la Luz.

Sea desde sus alter-egos o desde sus registros como productor, resulta evidente que Vacas evita la tendencia y se inclina por la literatura de lo atemporal. Eureka es simplemente música con mayúsculas.